martes, 24 de octubre de 2017

Stalin en la guerra civil española



En los archivos rusos



Casi todos los libros sobre  la Revolución y la guerra civil  españolas que se han publicado estos últimos años comportan nuevos análisis más completos  que antes sobre el papel de Stalin y de la URSS en nuestro país. Y esto obedece a que los autores han utilizado lo que hoy se puede consultar en los archivos soviéticos. A causa de esto, tenemos ahora informaciones que habían sido ocultadas o desfiguradas por los historiadores más conocidos.


Entre esos libros se destaca especialmente “España traicionada”, obra de los historiadores Ronald  Radosh, Mary R. Habeck y Grigory Sevostianov. La razón es muy simple. Se trata de un libro consagrado a los archivos de Moscú sobre el papel de la URSS y del gobierno ruso en la guerra civil española. Los autores no pudieron trabajar en el Fondo Stalin, pero lograron penetrar en los archivos del KGB  y escoger una serie de documentos de la correspondencia de los emisarios de Moscú en España con los dirigentes rusos, desde los agentes del KGB hasta Molotov y el propio Stalin.


Resulta impresionante leer documentos de diversos tipos, desde las cartas de André Marty y Togliatti hasta las de  los representantes secretos del KGB. No tenemos, claro está, las respuestas y las directivas del gobierno. Pero, a través de una serie informes y de críticas, se observa que el Partido Comunista y el PSUC estaban estrechamente controlados por Moscú. y que la caída de Largo Caballero, el ascenso de Negrín y la represión contra el POUM fueron decididas en el Kremlin  por Stalin. Pero  queda perfectamente claro que el proceso contra el POUM fue inventado en la URSS para tratar de justificar los procesos precedentes de Moscú, que habían sido muy mal  acogidos en los medios de izquierda de Europa. Y, como se sabe, los dirigentes del  POUM anularon con su simple  presencia  el efecto que se buscaba, Fueron acusadores en lugar de acusados.  


Es posible que los que lean este artículo piensen que estas consideraciones son exageradas. Pues bastará que lean atentamente este libro para que lleguen a convencerse de que nuestras consideraciones corresponden a la realidad de la época. En 1937, poco antes de se iniciara la represión contra el POUM, Juan Andrade escribió en “La Batalla” dos buenos artículos en los que denunciaba el ascenso de la política stalinista y sus consecuencias en la vida del país y en el curso de la guerra contra Franco. Muchos pensaron que Andrade exageraba y que la ofensiva contra el POUM era un asunto local, En realidad, la cosa era mucho más grave e iba a tener consecuencias mucho más importantes.


Lo que se revela en el libro “España traicionada” fue descrito en parte hace ya bastantes años en un libro de Jesús Hernández titulado “Yo fui un ministro de Stalin”. Esta obra  no ha logrado una buena difusión porque Hernández, que fue dirigente del Partido Comunista y ministro del gobierno de Negrín, no tenía mucho crédito. Pese a esto hay que reconocer que en el libro de Jesús Hernández se describen claramente bastantes cosas importantes y, sobre todo, las relaciones entre el gobierno de Negrín  y el gobierno de Stalin y  la atmósfera  en que se desarrollaron muchos fenómenos políticos. Y también el clima en que se produjeron el secuestro y  el asesinato de Andreu Nin. Ahora sabemos muchas cosas y, entre otras, que Nin pudo se arrancado al secuestro por el general Orlov y sus esbirros y que Negrín y sus ministros no cumplieron con sus obligaciones más elementales puesto que   dejaron que la GPU operara como en país ocupado en Junio de 1937, en Alcalá de Henares. Los documentos que tenemos actualmente son  increíbles e irrefutables.


Ahora ya no podrán publicarse libros que eludan o desfiguren las duras realidades del papel de Stalin y su aparato policiaco durante la Revolución y la guerra civil. Habrá que evitar los festivales que organizaban algunos partidos comunistas y decir la verdad. Esta es bastante dura, pero no empañará lo esencial. La lucha contra el franquismo y la esperanza libertadora del socialismo seguirán en la historia y nadie podrá borrarlas. 


  Edición digital de la Fundación Andreu Nin, octubre 2007

España Traicionada (Stalin y la guerra civil) Ronald Radosh, Mary R. Haberck (eds). Primera parte.





No hay comentarios:

Publicar un comentario